Si aun estoy joven, ¿Por qué pensar en mis ahorros para la pensión?

Pubicado enEnviar un comentario

Un conocido refrán de Benjamin Franklin que hace referencia al ahorro para el futuro, nos lleva a pensar que estos momento en los que nos encontramos aún jóvenes, es cuando debemos hacer el mayor esfuerzo para tener una vejez cómoda es decir, ahorrar para la jubilación, o al menos que esta no sea llena de necesidades, es algo que nos recuerda mucho Jordi Gual Solé La Caixa

El tiempo es un gran limitante de las capacidades físicas pues la vigorosidad de la juventud suele mermar con el paso de los años aunque las personas se mantengan activas, sus capacidades para realizar trabajos disminuye y con ello la generación de ingresos. 

Algunas dudas con el paso del tiempo

Se han llevado a cabo diversas investigaciones para conocer la forma en que las personas manejan sus ingresos para su futura jubilación y de cuáles son sus hábitos de ahorro. Y en ellas se ha mostrado que no existe una cultura del ahorro, o bien, esta no es tan significativa, lo que no ayuda mucho en lo que respecta al sistema de pensiones ya que se ha visto sometido a diversas reformas. Posiblemente dicha situación pueda deberse a un poco de desconocimiento en cuanto a los sistemas de jubilación. 

El cuerpo en contra

Tomando en cuenta el desarrollo orgánico y las actividades a la que en la actualidad lo sometemos, es de hacer notar que no son muchos los años en que se encontrará activo y ello es debido a que a partir de los 35 años el envejecimiento nos toma de manera gradual y con ello llega también un bajo rendimiento, tomando en consideración que se inicie la etapa laboral a los 20 años. 

Ahora bien, tomando como referencia que los primeros sueldos no serán empleados para el ahorro pues a los 20 años solo se estilan fiestas y gastos de la edad, es importante tomar en consideración que los años pasaran y el cuerpo no tendrá la mismas respuestas para entonces por lo cual la conciencia del ahorro se torna imperiosa. 

Si una porción de los ingresos desde temprana edad son destinados al ahorro y con ello un futuro tranquilo, es posible que el estilo de vida que se tenga entonces resulte mejor que el que se llevaba en la juventud cuando se dio inicio a la etapa laboral. Los ahorros que se hayan realizado podrían ser invertidos para alcanzar mayores beneficios y para ello se encuentran los Fondos de Pensiones Voluntarias.

Obtener un fondo de este tipo brinda la mejor forma de invertir y ahorrar de manera disciplinada para alcanzar en un lapso convenido nuestro propósito, y entre ellos incrementar o completar el monto de la pensión obligatoria y de este modo lograr disfrutar de una vejez próspera y tranquila. 

La idea es siempre buscar y conocer el mayor número de ventajas que se nos pueden ofrecer de cara al futuro, pues además permite el ingreso de dividendos  a través de los excedentes que se vayan acumulando de manera periódica, todo ello con miras a ser precavido y no esperar al último momento, pues cada día que pasa se hace inevitable.

Deja un comentario