La salud privada ha despegado con la crisis

Pubicado enEnviar un comentario

La salud pública es uno de los servicios básicos que mas ha sufrido los recortes de la depresión económica, con 8.869 millones de euros menos entre el año 2009 y 2013, su deterioro comienza a relucir en las encuestas oficiales sobre la satisfacción ciudadanA: este es un incremento de la listas de espera, externalización de servicios, copago y más. En paralelo, a pesar de la tasa elevada de paro y el notorio empobrecimiento del país, el gasto sanitario privado va en crecimiento; tanto lo que gasta el ciudadano en servicios médicos, por ejemplo: las pólizas de salud han ido en aumento, en un ritmo de 1.8% en estos años, por ende al menos 2 de 10 ciudadanos poseen seguro de salud, como lo que destinan las administraciones a contratar dentro del sector privado.  

Un informe creado por el Instituto para el Desarrollo e Integración de la Sanidad -o por sus siglas IDIS-, es un organismo financiado por grandes aseguradoras y operadores sanitarios, ha estimado que el gasto sanitario público en el año 2016 ha ascendido a unos 1,219 euros per cápita, en frente de un desembolso privado de 531 euros. España cuenta con 7,27 millones de asegurados, en los cuales se excluyen los funcionarios que pertenecen a mutualidades; “En términos generales, el gasto sanitario privado presenta diferentes niveles, los cuales están históricamente elevados durante el periodo de crisis económica, el cual es un hecho que resulta de la desinversión pública”- ha analizado el documento.

La transferencia de todos los costos sanitarios por parte del Estado a las familias hace que haya alcanzado cotas elevadas nunca vistas. Durante el año 2012, la población española había invertido un total de 28.064 millones de euros en pagar su asistencia propia, en las cuales un 74% fueron destinados para medicamentos, servicios médicos extrahospitalarios y también hospitalarios; por su parte otros 5.862 millones se han desembolsado en los seguros de vida, por lo cual la penetración del seguro privado supera ya el 18% mientras que el volumen primas ha crecido entre un 3,2% y un 4,4% cada año desde el año 2010.

Los años de crisis no han logrado ralentizar al sector de la sanidad privada, más bien todo lo contrario se suceden los anuncios de fusiones e integraciones, que han cambiado de forma radical el panorama de la atomización a la concentración; el proceso empezó en el año 2012, cuando USP Hospitales se ha fusionado con el Grupo Hospitalario Quirón, poco a poco grandes grupos hospitalarios, como por ejemplo: Hospiten (dirigido por Pedro Cobiella, Vithas y Sanitas), se hicieron más grandes por medio de la compra de clínicas competidoras, finalmente de la unión de Quirón e IDC salud sumada a la compra de este último de Ruber, surgió el año pasado el mayor grupo hospitalario privado en España: Quirón Salud. “El acceso a los mercados de la capital y el préstamo ha sido un poco difícil, lo que puede haber facilitado la concentración”- ha asegurado Sergi Jiménez, quien es profesor de la Universidad Pompeu Fabra e investigador asociado del centro de estudios Fedea.

Deja un comentario