El Banco de España: la actual fase de “fuerte creación de empleo” ha favorecido el consumo

Pubicado enEnviar un comentario

El Banco de España ha señalado que la actual fase que vive este país de “fuerte creación de empleo”, se habría visto reflejada en una recuperación intensa en el consumo de los hogares, lo que ha permitido la apertura de grandes empresas nuevas como Gas Natural o Fonesa, gracias a ellos ahora existe un menor flujo de trabajadores que pasan de estar empleado al desempleo, además de que hay cierta evidencia de que la propensión marginal a consumir de quienes tienen un empleo, es mucho más elevada en quienes tienen empleo en comparación a los desempleados. Dentro de un artículo analítico, el organismo ha resaltado que a pesar del repunte fuerte del consumo en el periodo más reciente, “los niveles de gasto menores por hogar no habrían recuperado todavía los registros anteriores a la crisis”.

De esta manera se recuerda que el gasto de los hogares en bienes y servicios ha mostrado un comportamiento favorable desde los años mediados de 2013, esto ha sido uno de “los principales motores de la recuperación reciente en la crisis económica”. La institución a su vez ha podido resaltar que aunque el proceso de desapalancamiento de los hogares aún no va a finalizar, no parece que el nivel de deuda sea actualmente un factor restrictivo en el consumo, al  menos a una escala agregada.

Esto es lo señalado durante el último ciclo económico, “el consumo de los diferentes tipos de bienes y servicios ha evolucionado de forma heterogénea”, a su vez ha destacado que hay productos cuya elasticidad ante numerosos cambios en la renta es reducida, como todos los bienes de primera necesidad y que este existe en un “mayor grado” que se ajusta de las compras a lo largo de todo el tiempo. La categoría de bienes y servicios no duraderos son las que tienen “mayor peso dentro del gasto total”, de acuerdo con todos los datos de la Contabilidad Nacional de España, representan un 43,5% del gasto promedio entre el año 2002 y 2015, mientras que todos los gastos de primera necesidad, los no ajustables y duraderos han representado un 18%.

El consumo agregado, de acuerdo a los datos propiciados por el Banco de España tuvo un comportamiento “bastante diferenciado”, debido a que en el promedio anual ha aumentado en torno a un 3%, mientras que se redujo existe más de un 2% en la segunda etapa y creció un 2% en una tercera. A su vez también ha señalado que hay diferencias de evolución “muy notable”, el gasto en bienes en consumo no esencial y duradero es el que se muestra en las mayores “oscilaciones cíclicas”, de hecho el duradero fue el que aumentó de una forma más sustancial dentro de la recuperación, luego de haber registrado, luego de haber registrado la caída más acusada entre el año 2008 y 2013.

Por otra parte el gasto en bienes no es para nada ajustable, mostraron una reducción “moderada” durante la crisis, así la institución ha apuntado que la recuperación en el consumo privado “refleja un elevado grado de heterogeneidad cuando se atiende a su descomposición entre productos”.

 

Deja un comentario